fbpx

¿Qué es la Obesidad y como tratarla?

La Obesidad se define como la acumulación anormal o excesiva de grasa que puede afectar la salud.

¿Qué es el IMC?

El índice de masa corporal (IMC) es un índice simple comúnmente utilizado para clasificar el estado nutricional en adultos.

El cálculo del IMC se hace dividiendo el peso (en kilogramos) por la altura (en metros al cuadrado)

calificación de rangos para pesos

Genética

Nuestros genes determinan en gran medida cada aspecto de nuestra fisiología. Algunas personas están genéticamente predispuestas a presentar obesidad,  dependiendo de sus antecedentes familiares y su etnia. esta predisposición se debe a pequeñas variaciones en nuestros genes que pueden afectar nuestra habilidad para perder o ganar peso.  en algunos casos. Estás variaciones pueden aumentar el riesgo de presentar obesidad entre un 20 y 30%. Los genes asociados a la obesidad se han relacionado con el balance energético el almacenamiento de grasa y el apetito.

Fisiología

Nuestro apetito o deseo de comer nos ayuda a regular nuestro consumo de alimentos y a mantener un peso saludable. Las células especializadas en el estómago e intestino producen hormonas, las cuales juegan un papel importante en La regulación de nuestro apetito y consumo energético. el cerebro procesa las señales de estas hormonas y los traduce en sensaciones de  disminución del hambre y aumento de la saciedad; controlando de este modo la ingesta de alimentos. Un trastorno de La regulación del apetito puede llevarnos a no comer lo suficiente ( desnutrición) o comer demasiado ( sobrepeso y obesidad), ambas con graves consecuencias para la salud.

Psicología

Además de una alteración en la sensaciones de llenura y saciedad, nuestro bienestar  psicológico general puede contribuir a la obesidad. Algunas personas comen más cuando están estresadas, enfadadas o cansadas. El sueño ayuda a mantener el cuerpo en equilibrio y la falta del mismo se ha relacionado con el aumento de la sensación de hambre. Aumento de peso también es un efecto secundario de medicamentos comunes, tales como algunos antidepresivos.

Entorno

El lugar donde vives la sociedad en la que vives y tu cultura también pueden influenciar tu predisposición a presentar obesidad. Varios aspectos de la vida moderna han tenido un impacto significativo en nuestra capacidad para mantener un peso saludable. Estos incluyen la mayor disponibilidad de alimentos poco saludables baratos con alto contenido de grasa y azúcar estilos de vida sedentarios tanto en el trabajo como en casa y más personas que viven en ciudades con menos acceso al espacio exterior.


Cambios en el estilo de vida, farmacoterapia, cirugía y terapia conductual, son utilizados para tratar la obesidad.

Alimentación sana y actividad física.

Deben ser parte de cualquier intervención para bajar de peso, pero no siempre son suficientes para mantener la pérdida de peso. La obesidad debe tratarse de manera integral y como una enfermedad Crónica grave.

Farmacoterapia para la obesidad.

Puede actuar directamente en el sistema nervioso central induciendo la pérdida de peso y reducir el apetito o actuar periféricamente e inducir la pérdida de peso al interferir en la absorción de nutrientes en el Tap en tracto gastrointestinal

Cirugía bariátrica.

Existen varios procedimientos disponibles según las necesidades del individuo todos deben ser compañeros por cambios del estilo de vida.

Apnea obstructiva del sueño.

La apnea obstructiva es un desorden caracterizado por obstrucción de la vía aérea superior durante el sueño que resulta en pausas respiratorias hipoxia intermitente y sueño interrumpido. Estudios han demostrado que aproximadamente el 45% de las personas con obesidad también presentan apnea obstructiva del sueño.

Hipertensión arterial

La hipertensión arterial es una enfermedad Crónica en la cual la fuerza ejercida por la sangre sobre las paredes arteriales puede a largo plazo aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas guarda correlación con el IMC.

Diabetes mellitus tipo 2

La diabetes es una enfermedad Crónica que se caracteriza por niveles elevados de glicemia (Azúcar en la sangre). Puede ser causada por déficit en la secreción de insulina, resistencia a la insulina, o ambas. Los hombres y mujeres con obesidad tienen casi 7 y 12 veces más probabilidades, respectivamente, de desarrollar diabetes tipo 2 qué las personas sin obesidad.

Tipos de Cáncer.

El exceso de peso se ha asociado con un incremento en el riesgo de desarrollar diferentes tipos de cáncer: mama, Colon rectal, endometrial, esofágico, renal y pancreático. Además no vencida contribuye con casi 20% de todas las muertes relacionadas con cáncer.

Dislipidemias

Los lípidos son moléculas de grasa que desempeñan roles importantes en el organismo dentro de las cuales se incluyen el colesterol y los triglicéridos. Existe una asociación entre el aumento del IMC y la elevación de los niveles de colesterol y triglicéridos.

Osteoartritis

La osteoartritis es una enfermedad Crónica en la cual el cartílago articular que construye la cubierta protectora en el extremo de los huesos se desgasta. Los hombres y mujeres con obesidad son 4 y 2 veces más propensos respectivamente a desarrollar osteoartritis que las personas sin obesidad.

  • Perder más -5% de peso corporal puede reducir el riesgo de progresión de apnea obstructiva del sueño en 80%.
  • Por cada kilo perdido la presión sistólica y diastólica se reduce y mejora la presión sanguínea
  • La disminución del 7% en el peso ha mostrado una reducción del 58% en las incidencias de diabetes tipo 2.
  • Una disminución anual en el IMC de >0.50 kg/m2 se ha asociado con una disminución del 27% en el riesgo de mortalidad por cáncer.
  • Una reducción del 5% de peso ha demostrado mejorar el perfil lipídico.
  • Los individuos con osteoartritis de rodillas se beneficiarán de la pérdida de peso.

Puedes descargar ésta información en nuestro ebook 🙂



Share

You may also like...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *